dieta mediterránea

¿Qué es y qué beneficios tiene la dieta mediterránea?



¿Una dieta… sin ser dieta?

La zona mediterránea es un lugar muy envidiado por mucha parte de la población. Ya que el buen tiempo y sus costas son un paraíso para vivir. Pero no hay que olvidar también su enorme gastronomía. Esta es una de sus características que seguro que en más de una ocasión has oído hablar de sus beneficios para nuestra salud.

¿Qué es la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea no es más que un complemento para llevar un estilo de vida saludable. El deporte también debe ser una prioridad en nuestro día a día ya que esto no sólo servirá para mantener nuestro peso siempre raya, sino que además tiene muchísimos beneficios para nuestra salud.

Podríamos decir, que la dieta mediterránea se basa sobre todo en los ingredientes propios de la agricultura local de ese clima, el mediterráneo y todos los países que los engloban. Aunque básicamente son parte de España e Italia.

La base de este tipo de dieta es intentar reducir al máximo el consumo de carnes y de hidratos de carbono y priorizar en los vegetales.

Qué es la dieta mediterránea

Alimentos básicos de la dieta mediterránea.

Los alimentos más recomendados en este tipo de dieta son las legumbres y las verduras. Pero también están presentes la fruta, el pescado y todas las carnes blancas. El arroz y los frutos secos, también son estupendos para nuestra salud y están englobados en esta dieta.

Se ha comprobado que el vino mejora nuestra salud pero siempre en pequeñas dosis, sin abusar y debemos de consumirlo solo en las comidas.

El aceite de oliva también puede ser nuestro aliado. Este tiene características como un alto contenido en vitamina E. También disminuye el riesgo de padecer una obstrucción en las arterias. Esto es debido a que tiene en sus propiedades ácido oleico y grasas vegetales que ayudan a la disminución de este riesgo.

Como todo, hay que evitar utilizarlo en fritos y también en exceso.

Características de la dieta mediterránea.

La dieta mediterránea se puede organizar de forma piramidal. Todos conocemos la pirámide alimenticia que ya hablamos en algún otro post sobre ella. En esta se pueden ver los alimentos que debemos consumir más habitualmente y a medida que vamos subiendo por la pirámide, se van acortando los alimentos que debemos consumir sólo de vez en cuando.

Esta pirámide es un perfecto aliado para nuestra dieta, ya que en ella podemos ver todos los alimentos de los que no podemos abusar.

A continuación, damos unos tips básicos de la dieta mediterránea:

  • El aceite de oliva tiene que ser nuestro aliado, pero sin abusar.
  • Intentar siempre consumir productos de temporada y frescos.
  • La pasta y los cereales deben ser nuestros aliados. Estos nos aportarán los carbohidratos necesarios para nuestro día a día.
  • Consume fruta fresca y elimina los dulces de una vez por todas de tu dieta.
  • El pescado y las carnes blancas las debemos de consumir semanalmente.
  • Las grasas animales las debemos de ir reduciendo, para mejorar nuestro peso y nuestra salud.
  • El deporte diario será nuestro aliado. Un complemento perfecto para este tipo de dieta.

Características de la dieta mediterránea

Los beneficios de la dieta mediterránea.

Los beneficios que tiene esta dieta se ven incrementados vertiginosamente cuando se combinan con el ejercicio físico. Lo ideal es poder tener tan sólo 30 minutos al día para ejercitar nuestro cuerpo.

Esto no sólo nos ayudará a mejorar nuestra capacidad física y a reducir nuestro peso, sino también a liberar el estrés acumulado en el día a día y a finalmente, ser más felices.

Correr, caminar a paso ligero o la natación o el ciclismo son estupendos ejercicios para reducir el peso que tanto queremos eliminar. Pero cualquier otro deporte que nos exija físicamente puede valer.

Lo que se quiere al final es siempre bajar calorías con la consiguiente de la pérdida de peso. Esto se puede conseguir más fácil de lo que parece. Sólo hay que combinar un estilo de vida saludable y ejercicio físico regular.

Llevar una dieta mediterránea no sólo nos ayudará a perder peso, también lo notaremos en nuestro cuerpo. Mejoraremos nuestro cuerpo y nuestros órganos. Órganos tales como los riñones o el corazón.

Se ha demostrado que quien lleva un estilo de vida más saludable con una alimentación rica en vegetales y hortalizas, tiene menos riesgo a padecer cáncer.

Este tipo de dieta la puede hacer cualquier tipo de persona, ya que no requiere una ingesta abusiva de algún alimento en concreto. Ya que la base de este tipo de alimentación, está pensada para el cuidado de nuestro cuerpo y no para la pérdida de peso de forma rápida.

Precauciones y riesgos de la dieta mediterránea.

A pesar de todas sus ventajas este tipo de dietas también puede ser algo peligrosa según en qué condiciones se aplique.

Ya que sí realizamos una dieta mediterránea de forma muy estricta, nuestros niveles de calcio o de hierro pueden bajar. Estos serán derivados de una falta de nutrientes de origen cárnico y de lácteo también.

Si ese es tu caso, debes consultar a tu médico de confianza y el té asesorará la mejor forma para recuperar esos niveles óptimos de tu cuerpo.

Como siempre en esta vida, debemos de tener uso de razón, sobre todo en cuanto a la alimentación. Esta debe ser equilibrada y eliminar sobre todo aquellos productos precocinados, dulces y sobre todo eliminar de nuestra dieta de una vez por todas los refrescos.

Recetas de la dieta mediterránea.

No hay mejor forma de ver una receta que con un vídeo, por eso continuación os dejamos una receta que seguro que os ayuda en este tipo de dieta. Espero que os sirva de utilidad y hasta la próxima.

Post que te pueden interesar...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.