Pitágoras nos dio la respuesta.

¿Se puede calcular la religión? Pitágoras nos dio la respuesta.


Si te gustamos, regálanos un Me gusta. Porque te gustamos ¿no?


Un filosofo que determinó nuestra realidad.

Pitágoras uno de los genios de la antigüedad. Historias y leyendas de Grecia contaban sus hazañas intelectuales, un mitificado para los griegos. Su fama siguió después de su muerte en el 475 a. C.

Pero Pitágoras no sería una leyenda sin su gran maestro. Este a su vez, también era su tío y se nombre era Ferécides. Un filósofo que fue el primero en crear los puentes, entre el pensamiento mítico y la filosofía.

Pero Ferécides no sólo enseñó el camino de la sabiduría a Pitágoras, también tuvo otro brillante alumno. Su nombre era Mileto, uno de los precursores de los conocimientos profundos de las matemáticas y también de la astronomía.

Y aunque a día de hoy Pitágoras es conocido sobre todo como matemático, también no debemos desperdiciar su trabajo y sus teorías como filósofo.

Sus teorías y sus pensamientos no serían iguales sin sus viajes. Un viajero independiente, donde en dichos viajes adquirió todo su conocimiento.

Este filósofo y matemático nacido en la isla de Samos, que mantenía una fuerte relación comercial con Egipto. Tentado por esta gran civilización y por sus conocimientos, viajó a esta región tan desconocida, para aprender las aplicaciones prácticas que aplicaban en Egipto. Ya que esta región no era gran teórica, pero sí tenían una gran sabiduría de fórmulas prácticas.

En su estancia en Egipto por desgracia o por suerte acabó como preso de los persas, ya que en esa época se produjo una invasión de estos.

filósofo

Matematikoi, la secta de Pitágoras.

Pero su estancia le sirvió para conocer los misterios y conocimientos ocultos de dichas regiones, ya que estuvo relacionado directamente con los magos babilónicos.

Cuando Pitágoras fue liberado, no pudo volver a su ciudad natal. Ya que, por aquel entonces estaba gobernado por un tirano de nombre Polícrates. Se estableció en el sur de Italia, en una región llamada Crotona. Sus enseñanzas fueron muy influyentes. tuvo tanta fama que incluso fundó una secta.

Esta la debemos entender como un grupo reducido de pupilos elegidos personalmente por él. Pitágoras les enseñaba sus conocimientos en gran secreto. Esto fue influenciado por Egipto y por Babilonia, donde ambos mantenían sus secretos a salvo de los extranjeros y de la misma sociedad.

Una de sus máximas era una frase a modo de eslogan, que llegó intacta a nuestros días y decía algo así: “No todo debe ser enseñado a todos”.

Este pequeño grupo de pupilos buscaba comprender el principio básico y absoluto de las matemáticas y la geometría.

Los números y un culto hacia ellos.

Según Pitágoras, los humanos y las matemáticas en general son el fundamento de toda la naturaleza y la explicación de nuestra realidad. Este genio fue el encargado de crear la teoría sobre las proporciones entre los catetos y la hipotenusa en los triángulos. Pero también de definir casi todos los polígonos regulares que existen en la actualidad.

Si profundizamos sobre este tema, según Pitágoras las matemáticas serían una religión, la religión Pitagórica. Una idea tremendamente avanzada para su época.

Pero esta escuela no era todo coser y cantar. Muchos de sus pupilos tuvieron una fuerte influencia política. Algunos de sus adeptos llegaron a introducirse en las altas esferas políticas. Esto empezó a causar grandes problemas de liderazgo.

El fin de un comienzo.

Finalmente, la secta de Pitágoras fue destruida por uno de sus enemigos y contractores, Cilon. Este fue rechazado por Pitágoras para formar parte de su pequeño equipo. El gran odio que tenía Cilon por Pitágoras, hizo que este desmantelara todo su colegio en un gran ataque. Pitágoras consiguió escapar y se trasladó a una ciudad llamada Metaponto. Se quedó en esta hasta su muerte y sus enseñanzas fueron trasladadas al mundo por sus discípulos.

Un genio de épocas pasadas que consiguió entender las matemáticas como algo más que números.

Post que te pueden interesar...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.