ganas de comer

Calma las ganas de comer con estos consejos. ¡Probado!


Si te gustamos, regálanos un Me gusta. Porque te gustamos ¿no?


¿Cómo evitar comer entre horas?

Cuando estamos realizando una dieta o simplemente nos queremos contener para mantener nuestro peso ideal, siempre tenemos que luchar con las ganas de comer. Por eso hoy te vamos a dar a los mejores consejos para calmar las ganas de comer en los momentos más difíciles. Y ninguno de los consejos implica el comer. Por tanto, no ingerirás esas calorías de más en tu día a día.

Consejos básicos para evitar las ganas de comer en momentos de ansiedad.

Las infusiones

Las infusiones son un remedio casero que nos aliviará el apetito de una forma rápida. Una buena infusión caliente no sólo nos quitará el apetito, sino que también nos relajará. Debemos tener cuidado con estas, ya que sólo podremos tomar las que tienen ausencia de cafeína. Ya que, si no haríamos el efecto contrario y no queremos tener más y ansiedad, ¿verdad?

Respira profundamente.

Si respiramos profundamente durante un tiempo prolongado nos relajaremos. La ansiedad disminuirá y con el, el apetito.

En realidad, es como cuando éramos pequeños, que empezábamos a llorar y no podíamos parar. Sólo teníamos que respirar hondo varias veces para poder tranquilizarnos de nuevo.

Esto es básicamente lo mismo. Al respirar profundamente nos concentramos en hacerlo y dejamos de pensar en la comida.

Escuchar música relajante.

Todo lo que nos tranquilice funciona. Puede ser respirar profundo, pero también escuchar música relajante. Esto se puede aplicar a cualquier cosa que nos relaje y nos evite pensar en comer.

escuhca música

Ejercicio físico.

No hay mejor relajante que la actividad física. Bastará con salir a dar un paseo. Mientras andamos no pensaremos en comer. Estaremos concentrados en caminar o bien en el paisaje que nos rodea. Este también nos ayudará a eliminar el estrés del cuerpo, además evidentemente de perder calorías.

Cambiar de ambiente.

Si estás en una habitación, en un despacho o en cualquier otro sitio sal y despéjate. Cambiar de ambiente, aunque sólo sea por unos minutos te ayudará a relajarte y a dejar de pensar en la comida.

Comer frecuentemente.

Y aunque dijimos que no íbamos a dar ningún consejo que implicara comer, en realidad no lo es. Ya que, según los expertos en nutrición, debemos comer de media cinco veces al día. Si hacemos esto estaremos comiendo cada tres horas aproximadamente. Y es raro que en ese pequeño intervalo de tiempo tengamos apetito.

Así que, si no realizas cinco comidas diarias, tal vez tendrás que replanteártelo. Eso sí, sigue nuestros consejos sobre nutrición para no comer más calorías de las recomendadas.

Y hasta aquí estos simples consejos que puedes aplicar en tu vida diaria. Probablemente más de uno de estos te ayude a reducir esa ansiedad derivada por las ganas de comer.

Descubre más consejos sobre dietas y alimentación en:

Post que te pueden interesar...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.