¿Sabes de qué simios descendemos? Descubre la intrigante respuesta.

evolucion-humana-respuestas

Una evolución compartida.

Todos los seres humanos somos mamíferos y pertenecemos al grupo que conforman todos los primates. Este grupo está compuesto por monos y simios. Sin embargo a diferencia de lo que muchos pensamos, el ser humano está más cerca de los simios que de los monos (hablando evolutivamente, claro). Denominamos simios a: gorilas, chimpancés, orangutanes y a los gibones. Pero si os cuesta diferenciar estos dos grupos, la forma más fácil de diferenciarlos es que los monos tienen rabo y los simios carecen de este.

Según afirma la biología molecular, el gorila se separó de nuestro árbol biológico (o nosotros del suyo) hace ya unos diez millones de años, mientras que los chimpancés lo hicieron hace siete millones de años.

Hablando estadísticamente, tan sólo nos diferenciamos de los orangutanes un 3,5% y de los gibones un 5%. Y viéndolo a la inversa, podemos decir que compartimos el 98% de nuestros genes con los chimpancés, sólo nos diferenciamos de ellos un 1,5%. Algo que parece increíble, ¿verdad?

Pero la teoría de que los humanos somos descendientes de los simios, no es una teoría de la actualidad. Si no que culturas como la maya creían que los simios eran un experimento fallido de los dioses para crearnos a nosotros.

También podemos encontrar teorías similares en áfrica y América central, donde estos pensaban que los simios tenían alguna relación divina con el ser humano.
Sin embargo muchas personas discrepan de esto, afirmando que sí somos los descendientes de los simios, ¿por qué aún quedan estos en la tierra? El realidad no somos descendientes de los simios actuales, si no de uno de sus antepasados. El ser humano y los simios actuales provienen de un antepasado común, pero cada una de nuestras especies tomó un camino diferente hasta el día de hoy.

Johnny Hart creó una tira cómica sobre este tema y aunque en ella se cometa el error del que hablábamos en el párrafo anterior, simplemente lo hay que tomar como una metáfora divertida.

En ella un par de humanos prehistóricos están hablando y uno le dice a otro:

– Si el hombre evolucionó a partir de los simios, ¿cómo es que quedan simios en la actualidad?
Su compañero le contesta irónicamente:
– Es que algunos los dejaron elegir…


 Post que te pueden interesar