obesidad

¿Cómo las naranjas y limones provienen las enfermedades crónicas?



Antioxidantes capaces de reducir los efectos de la obesidad.

Tanto las naranjas como los limones tienen ese color debido a unos antioxidantes llamados flavonoides. Pero no solo estas dos frutas. Sino que todas las verduras y frutas en general lo contienen.

Según un estudio realizado por la Universidad Estatal Paulistaen Brasil, afirman que un antioxidante encontrado en los limones, la lima y la naranja ayudan a prevenir los efectos nocivos de la obesidad. Esto se ha comprobado tras un experimento con ratones, que fueron alimentados con una alta dieta en frutas de este tipo.

Según afirma Paula S. Ferreira, en el futuro se podrán usar este tipo de flavonoides para luchar contra los efectos secundarios de padecer obesidad.

El experimento con ratones se basó en coger varios ratones y alimentarlo con grasas. Al mes estos ratones padecían del corazón y del hígado, con altos contenidos en grasa en sus cuerpos. A estos ratones se les alimentó con este tipo de flavonoides y como si fuera un milagro su recuperación fue de un más 50%.

A pesar de que estos antioxidantes no provocaron una perdida de peso, si que ayudaron a que los ratones estuvieran más sanos, padecieran menos del corazón y del hígado.

Estos avances dan mucho que pensar de los medicamentos actuales. Ya que día a día aparecen nuevas formas de estar sanos simplemente con una alimentación equilibrada en que las frutas sean un plato importante al igual que las verduras.

 

Post que te pueden interesar...
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.