Piercing

los piercing mas famosos
piercing-medusa
piercing-surface
piercings-helix-internos
piercings-helix
dilatacion-hombre-moreno-con-barba
Piercing para mujer, lo petan
mejores Piercing en las orejas

Tipos de piercing


Si has llegado hasta aquí es que te gustan los piercings. Si es así, en esta entrada verás no sólo los mejores post con fotos, sino también como es en este caso, los tipos de piercing y los cuidados que tendrás que tener para conservarlo de la forma más óptima.

¿Qué es un piercing?

No es más que una perforación en alguna parte de nuestro cuerpo, en la que en esta se inserta un pendiente o cualquier otro tipo de joya.

Estos no son algo de la actualidad, sino que se remontan a las antiguas civilizaciones y tribus. Donde con huesos de animales y otros objetos, se perforaban la piel.

Estos llegaron a nuestra sociedad por muchos motivos, pero uno de los impulsores de esta tendencia, fueron sobre todo los movimientos del punk más o menos por los años 70.

A día de hoy, podemos hacernos este tipo de perforaciones en la piel por muchos motivos. Algunos de ellos pueden ser culturales, pero también pueden ser simplemente por estilismo o por motivos sensuales.

Los piercings son aptos para hombres y para mujeres, aunque sí es cierto, que hay ciertas partes que es más habitual verlo en un sexo o en otro.

¿Qué tipos de piercings hay?

Las reglas impuestas por la sociedad están cambiando y en muchos casos desapareciendo. El en el mundo del tatuaje y del piercing, están desapareciendo los estereotipos. Ahora cualquier persona se puede tatuar o realizar un piercing, sin que nadie lo mire mal. Esto ha ayudado a que a día de hoy podamos ver muchos más ejemplares de estos.

A continuación, veremos los tipos de piercing que existen. ¿Estás preparado?

A grandes rasgos seguro que has visto este tipo de perforaciones en casi cualquier parte del cuerpo. Y es cierto, casi podemos hacer una perforación en cualquier sitio. Sin embargo, podemos hacer una clasificación de las tres partes del cuerpo en las que se suelen hacer:

  • Piercings faciales
  • Piercings orales
  • Piercings corporales

Piercings faciales


Como bien dice su nombre, son las perforaciones que se encuentran en nuestro rostro. Las podemos ver con más normalidad en las orejas, las cejas o la nariz. Asimismo, también es común verlos en la boca o en la zona que la rodea.

Este tipo de piercings son los más elegidos por los adolescentes y aportan a su look un toque muy urbano.

Piercings en las orejas.

piercing en las orejas

En las orejas podemos decir que hay tres tipos de perforaciones entre las más famosas. Estas corresponderán a cada una de las zonas que escojamos de la oreja. Para diferenciarlas se suelen utilizar tres denominaciones:

  • Helix Piercing
  • Tragus Piercing
  • Industrial Piercing

Piercings en la nariz.

En la actualidad son uno de los más famosos. Estos los podemos ver a futbolistas, cantantes e incluso actores. Es raro no verlo por nuestras calles, sobre todo el Septum.

  • Perforación en el puente
  • Barra Austin
  • Piercings en las narinas

A nivel de piercing faciales las perforaciones en la nariz no son las únicas. Podemos clasificar los más comunes:

  • Perforaciones en la ceja

– Anti ceja

– Ceja horizontal

– Piercing espiral

– Piercing en T

– Otras perforaciones

  • Los microdermales
  • Y los piercings medusa

Piercings orales


tipos de piercing

Las perforaciones orales son las que se encuentran dentro de la boca o en los límites de esta. Los más habituales y que podemos encontrar en nuestro día a día son los siguientes:

  • Piercing en la lengua
  • Piercing en el labio

– Labret horizontal

– Labret vertical

– Ashley

– Labret

– Medusa

– Piercing mordidos

  • O el famoso Piercing smiley

Este tipo de perforaciones orales necesitan muchos más cuidados. Ya que al estar en el interior de la boca, están en contacto con cientos de bacterias. Y la posibilidad de que se infecten es grande.

Piercings corporales


Quizás este son las perforaciones con más variedad de todas. Según donde se inserta en nuestra piel recibirá un nombre, pero los más conocidos a nivel internacional son:

  • Piercing en el ombligo
  • Piercing en el pezón
  • Piercing en el pene
  • Piercing en el clítoris

Pero estos que acabamos de nombrar, sólo son algunos de los más comunes. En realidad cualquier parte del cuerpo no sirve para hacer un bonito piercing que marque nuestra personalidad y aporte ese toque a nuestro estilo.


¿Realizarse un piercing es doloroso?


Afirmar si un piercing duele o no, es algo complejo. Ya que cada persona tiene un grado de dolor distinto.

Sin embargo, no hay que olvidar que es una perforación en nuestra piel. Por tanto, es normal que notemos molestia e incluso en algunos casos dolor. Pero también hay que decir que este proceso dura apenas un par de segundos.

Muchas personas después de hacerse su primer piercing, describen el proceso como un pellizco o una presión sobre la piel.

Normalmente en este tipo de situaciones las personas siempre tienen más miedo antes que después. Ya que el proceso como hemos dicho en párrafos anteriores, dura apenas un par de segundos.

duele hacer un piercing

¿Qué tipo de piercing duele más?

Como es razonable, cada piercing tiene un dolor determinado a la hora de realizarlo. Esto es debido básicamente a las terminaciones nerviosas que tengamos en cada zona.

Hay ciertas partes de nuestro cuerpo que son mucho más sensibles, mientras que otras apenas sentiremos un pequeño pellizco.

A continuación, creamos una lista de mayor a menor de las zonas más dolorosas de nuestro cuerpo, para realizarse este tipo de perforaciones:

  • Nivel muy alto de dolor: Podríamos afirmar con total certeza que las perforaciones con más dolor de todas son en los genitales.
  • Nivel alto de dolor: perforaciones que suelen doler bastante, son en zonas como el pezón.
  • Nivel medio de dolor: Podemos definir como perforaciones de nivel medio de dolor a los piercing medusa, cartílago de la oreja, o los nostril entre otros.
  • Nivel bajo de dolor: La mayoría de las perforaciones que son superficiales apenas duelen. Ejemplos de estas son por ejemplo el septum o labret.
  • Nivel muy bajo de dolor: Las orejas, la lengua, las cejas y el ombligo son una de las zonas menos dolorosas para realizarse este tipo de perforaciones

¿Sabes cómo se hacen los piercing?


En realidad, hacer un piercing es realmente sencillo. Aunque la dificultad también dependerá de la zona en donde se quiera realizar esta perforación.

A continuación, mostraremos los pasos a seguir para una correcta realización de una perforación en nuestra piel. Como toda perforación hay que tener en cuenta la higiene y la seguridad.

Ya que al fin y al cabo, aunque sea un proceso sencillo siempre puede haber inconvenientes que dan como consecuencia una infección o una mala realización de esta perforación.

como se hace piercing

  1. Elegir el momento perfecto.

Debes tener en cuenta que es al fin y al cabo una herida abierta. Por eso el proceso de curación dependerá de si tu cuerpo está sano. Debes evitar momentos para hacer este tipo de perforaciones cuando estás:

  • Enfermo
  • Sensible o con alto estrés
  • Cuando tienes la piel sensible
  • Y esto también es importante. Cuando tienes aún algún piercing sin curar del todo.

La época del año y tu situación personal también pueden afectar a estos. El sudor provocado por el deporte, así como los golpes o lo roces, pueden provocar una mala curación de tu nuevo piercing.

Las épocas del año también influyen. Ya que el frío y la lluvia nos hacen abrigarnos más y esto en algunos casos, puede suponer que el piercing se nos pueda enganchar con la ropa.

En verano, la crema protectora y agentes externos como pueden ser el agua del mar, también pueden empeorar la cicatrización de esta perforación.

Por eso, hay que pensar en que época del año se va a realizar la perforación y tener en cuenta el proceso de curación. Ya que tal vez sea uno de los más importantes.

  1. Escoger el tipo de piercing.

Un paso de los más importantes de todos estos es elegir el tipo de piercing que te quieres hacer. Tal vez ya lo tengas en mente, o también puede ser que simplemente quieras una perforación, pero no sabes cuál elegir.

Te recomendamos que visites nuestros post para ver los tipos que hay y cuáles sientan mejor a tu rostro. Pero también tienes la opción de ir a cualquier estudio homologado para que ellos te asesoren.

tipos que hay de piercing

  1. Limpiar la zona para evitar infecciones.

La limpieza en el proceso de perforación de la piel es algo muy importante. Esta nos puede evitar infecciones posteriores. Mantener una alta limpieza del proceso es algo que no se puede debatir.

Basta con aplicar un antiséptico líquido como puede ser por ejemplo, el alcohol sobre la zona. Esta se puede aplicar con una pequeña gasa o con un bastoncillo.

  1. Marcar la zona para que el resultado final sea óptimo.

Marcar la zona no sólo ayudará al profesional a realizar la perforación de forma óptima. Sino también que, te ayudará a saber sí esa es la zona en la que quieres llevar dicha perforación.

Así que, si no te convence del todo, es mejor borrar y reubicar la marca.

  1. Perforar la piel.

La perforación es una tarea que se hace en apenas unos segundos. Sólo notarás un pequeño pinchazo.

Para la realización de dicha perforación, se puede utilizar desde agujas americanas hasta catéteres. La única característica de este proceso, es que el diámetro siempre tiene que ir adaptado al tipo de perforación escogida.

  1. Colocar el abalorio.

La joya que se coloca en el primer Piercing siempre va insertada en la aguja. Estas suelen ser de materiales hipoalergénicos como por ejemplo el titanio. También se suele utilizar oro o acero quirúrgico.


¿Cómo curar y cicatrizar un piercing?


Una vez realizada la perforación, ahora tocan los cuidados para evitar que esta se infecte. Una de las recomendaciones que se suelen hacer en este caso es la de no cambiar la joya hasta que la perforación este a totalmente curada. Ya que, en estos casos, hay que estar atento a cualquier síntoma de dolor, enrojecimiento o cualquier otro estado anormal.

¿Cuáles son las fases de curación de un piercing?

Normalmente las perforaciones en nuestro cuerpo, tienden a curarse en apenas 4 semanas si día a día las cuidamos y limpiamos.

Sin embargo, hay ciertos tipos de piercings que tardan casi un año en curar del todo. Algunos ejemplos de estos son por ejemplo el ombligo o el cartílago de la oreja. Esto se debe, sobre todo, al poco riego sanguíneo que pasa por la zona.

Algo normal en los primeros días es que notemos un enrojecimiento sobre la zona. Es habitual que podamos ver cierta inflamación y a veces incluso puede sangrar. Lo que tenemos que hacer en estos casos, es limpiar la zona diariamente y esperar unos días hasta que todo vuelva a la normalidad. Si vemos que con los pasos de los días no mejora la situación, debes acudir al especialista que te realizó dicha perforación. El es quien te que recomendará alguna crema y observará el estado para asesorarte mejor.

piercing cuidados basicos

Si todo va bien, la perforación día a día estará con mejor aspecto. Pero esto no significa que esté curada del todo. Debemos lavar la zona y sobre todo tener limpia la joya.

Otro consejo es que hay que intentar que no le dé mucho el sol, ni tampoco realizar baños muy prolongados.

¿Cómo debes limpiar la zona?

Lo recomendable es que no te excedas limpiando la zona, esto puede ser perjudicial. Lo normal es limpiarla tres veces al día. De este modo, nos aseguramos que nuestra perforación se está curando óptimamente.

Para limpiar la zona debes utilizar gasas. Estas son las más recomendables, ya que si utilizas papel este se te puede quedar atrapado en el interior de la perforación. Lo mismo pasa con las toallas, sólo que estas pueden contagiar hongos o cualquier tipo de bacterias a la zona aún debilitada.

En cuanto a los champús que debes utilizar, lo más recomendable es que utilices uno con ph neutro.

Lo que tienes que tener en cuenta, es que la herida se debe curar lo antes posible para evitar cualquier tipo de infección. Porque sólo con la limpieza no basta. Tienes que intentar no hacer ningún tipo de presión en la zona, sobre todo cuando duermes o cuando por curiosidad movemos la joya. Esto sólo retrasará el proceso.


Los principales materiales de los piercings


Cuando estamos hablando de perforaciones en la piel no cualquier material es apto. Un material que no esté homologado puede causarnos infecciones duraderas.

En la actualidad, existen algunos materiales que son los más utilizados y estes son todos hipoalergénicos. Sobre todo, debemos tener cuidado en los primeros meses de nuestro piercing. Ya que la zona aún no estará curada del todo y será mucho más sensible a este tipo de materiales.

Principales materiales para pendientes.

tipos de materiales piercing

Titanio

Este tipo de materiales los recomiendan casi todos los profesionales ya que tiene propiedades que ayuda no sólo a la cicatrización, sino al mantenimiento de dicho piercing.

Una de sus mayores características es que es muy liviano además es uno de los materiales con los que tendremos menos problemas a la hora de biocompatibilidades.

Este material también se utiliza para realizar los implantes médicos en huesos. Por tanto, en este caso la calidad está asegurada,

Acero

Este tipo de materiales es mucho más económico que el titanio, por ejemplo. Esta característica lo ha convertido en uno de los más usados a nivel internacional. En esto no significa que sea mejor. La compatibilidad con nuestra piel es mucho menor en comparación con el titanio. Esta característica alargará un poco el proceso de curación de nuestra perforación.

Oro

Este material es uno de los más hipoalérgenicos de todos. Pero aquí hay que tener en cuenta su pureza. A partir de los quince quilates este tipo de piercings es raro que causen cualquier tipo de rechazo.

** Un dato curioso es que muchas personas piensan que, si el oro es bueno la plata también. Pero en realidad es perjudicial, sobre todo cuando nuestra perforación aún está en proceso de curación. Ya que la plata favorece a la creación de microorganismos con lo cual la perforación estará en riesgo de infección.

Plásticos no tóxicos

En los últimos años cada vez es más normal ver este tipo de materiales en el arte corporal. Un material creado específicamente para piercings. Destaca sobre todo que estos bioplásticos tienen un nivel bastante aceptable de pureza y no causarán infecciones.

Pero debemos tener en cuenta, que no todos los plásticos son aptos para pendientes. Busca sólo los homologados.